Fondo marron    Fondo gris    Fondo verde    Fondo azul   

Descargue nuestros folletos en formato PDF



Complejo Castillos de Pincheira

Al sur de la provincia de Mendoza y limitando con la provincia de Neuquén se encuentra Malargüe, el departamento más grande y austral antes de entrar en el territorio de Patagonia.


Castillos de Pincheira, distante a 27 kilómetros hacia el Oeste de la ciudad homónima, es un paraje que se destaca por su belleza natural sin haber recibido las alteraciones de la mano humana.


La formación rocosa que origina el nombre muestra su majestuosa forma y su increíble historia a todos los visitantes que realizan el circuito turístico por nuestra zona.







La historia de los Hermanos Pincheira vive y late en la formación natural que lleva su apellido.

Ellos fueron los líderes de una famosa banda de asaltantes y cuatreros que actuaron entre 1818 y 1832 en Chile y la Argentina. Hicieron suya la causa realista durante la guerra de Independencia de Chile. Todos fueron hijos de Martin Pincheira, una familia compuesta por cuatro hermanos y dos hermanas, nacidos en Chile: Santos, Pablo, José, Antonio, Rosario y Teresa.

Si en un principio la banda la integraron principalmente campesinos, pronto se unieron otros miembros buscados por los patriotas chilenos. De esa forma, el contingente de los Pincheira creció y se transformó en una gran fuerza. Los informes hablan de entre 500 y 1000 hombres a caballo, todos estaban bajo un mando monolítico jerarquizado militarmente. Entre sus huestes también se aceptaron bandidos netos, ex presidiarios y buscados por la ley.

Desde 1822 entraron en alianza con caciques pehuenches que les permitieron asentarse a ambos lados de la Cordillera de Los Andes, particularmente utilizando los valles neuquinos y del sur de Mendoza como campos de engorde del ganado robado en la provincia de Buenos Aires, antes de pasarlo a Chile.

Durante dos años - y tras una emboscada chilena - se radicaron en la Argentina y sus correrías alcanzaron a la provincia de Mendoza y las de San Luis, Córdoba, Santa Fé y Buenos Aires.

Luego de numerosos ataques de los ejércitos chileno y argentino, José Antonio finalmente se entregó y recibió el indulto del presidente trasandino José Joaquín Prieto, a cambio de parte de su botín, en el paraje conocido actualmente como Castillos de Pincheira. Contratado como empleado en la hacienda del presidente Prieto, el último de los Pincheira, José Antonio, murió como un legendario anciano.



Ya nos visitaron: 51890 personas.

Ahora están viendo nuestro sitio: 2 visitante.